Restituyeron a sus hogares a niños bolivianos que eran explotados laboralmente en nuestra provincia

Jujuy al día® – La Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social junto a autoridades jujeñas y bolivianas, restituyeron a sus hogares a niños bolivianos que eran explotados laboralmente en la localidad de Sauce Guacho, en el departamento Santa Clara de  nuestra provincia.

Para que los niños regresaran a sus hogares se llevó adelante un trabajo en conjunto entre el Juzgado Federal a cargo de Wenceslao Cardozo, la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Eva Luisa Díaz, el Director de Niñez y Adolescencia, Sebastián Medina, la Cónsul Argentina en Villazón, Reyna Sotillo, la Pastoral Migratoria de San Pedro a cargo del Padre Marco Tossin, autoridades del Gobierno Autónomo de Chuquisaca y del Servicio Departamental de Gestión Social (SEDEGES), la Directora Técnica María Luisa Quispe García, la Jefa de la Unidad de Asistencia Social y Familia, Ninfa  Fernández y Richard Mamani Rivas.

Al respecto, el Director de Niñez, doctor Sebastián Medina señaló que desde que tomaron conocimiento del hecho, el Centro de Atención Integral de Niñez, Adolescencia y Familia (CAINAF) trabajó con la Pastoral Migratoria de San Pedro  donde alojaron a los menores y junto a las profesionales del CAINAF brindaron asistencia de contención social y  psicológica, aplicando protocolos establecidos por las leyes vigentes.

El funcionario provincial aseguró que en todo momento estuvieron con los menores e incluso los acompañaron a una revisión médica en el Hospital Paterson y debido al vínculo de amistad y de confianza establecido, viajaron con ellos y las autoridades de Bolivia en vehículos que dispuso la Secretaria de Niñez hasta las ciudades de La Quiaca -Villazón  en la frontera Argentina – Bolivia.

En otro tramo, Medina subrayó la importancia de la tarea conjunta de autoridades de nuestro país y funcionarios de Bolivia, que se hicieron presentes a través de la máxima autoridad social del Departamento de Chuquisaca y junto a su equipo técnico se encargaron de trasladar a los niños  para reencontrarlos con sus familias de origen, que ya  fueron ubicadas.

“Desde la Dirección nos comprometemos a seguir trabajando con el hermano país fuertemente en esta problemática de los niños que son victimas de personas inescrupulosas que solo piensan en lucrar”, aseveró.

Asimismo  Reyna Sotillo destacó la tarea del Embajador Argentino en Bolivia, Horacio Macedo y de todas las partes que resolvieron y encaminaron  algo que teniendo ribetes de profunda injusticia,  se convirtió en un escenario de cooperación y aporte para el bien, para el desarrollo del niño, la niña y el adolescente entre los dos  países.

La Cónsul subrayó la celeridad con la que actuó el organismo de Niñez, Adolescencia y Familia dando respuestas inmediatas para salvarlos, encontrándose los medios para realizar el traslado de  los chicos al vecino país y el equipo necesario para que los niños no se sientan solos “para que sepan que todo se ha superado, esto es una acción de solidaridad, profesionalismo y eficiencia  inmediata,  difícil de encontrar”, reflexionó.

Por último, Sotillo explicó cómo se conoció el caso, siendo que fue la misma comunidad la que realizó la denunció, por lo que pidió a la población continuar en esa tarea de vigilancia, porque “esos niños a los que no conocemos también pueden ser nuestros hijos”.