Informe de Coyuntura: El transporte en camión es 3,69 veces más cara que el ferrocarril

El resurgimiento del mercado paralelo del dólar ha tomado significación en estos últimos días, la cotización oficial de la moneda norteamericana se ha ajustado por debajo de la tasa de inflación real causando el aumento de  la demanda de esta moneda, ya que se trata de un bien cuyo precio relativo es bajo. La brecha actual entre el dólar oficial y el paralelo es del 8 %, ya que la diferencia es de un dólar oficial a $ 4,08 versus un dólar paralelo para la compra de $ 4,40. Los pequeños ahorristas vuelven nuevamente a focalizar sus inversiones en el dólar, por su parte  el volumen  más importante de operaciones no tienen origen identificado, siendo probable que como ocurrió en otros tiempos,   se trate de divisas que ingresan por fuera del control  que se registra través de las exportaciones.

Por su parte el conflicto con Brasil a raíz de las importaciones de equipos durables de producción, se instaló en la agenda oficial  a partir de las restricciones que fija la resolución conocida como “Licencias no Automáticas de Importación”. El objetivo del Gobierno Nacional  es disminuir el nivel de importaciones  en general cuyo crecimiento ha  reducido notablemente el superavit comercial que tuvo nuestro país durante los últimos ochos años.

La base de este  hecho es que nuestro país depende cada vez más de las importaciones de este tipo de equipos y la participación de la oferta nacional de maquinarias e insumos para la industria termina siendo muy reducida. Podemos observar que entre el primer trimestre del año 2009 y el tercero del 2010,  la inversión en equipos durables de producción de origen nacional aumento un 57,2 %, en tanto que los de origen importado lo hicieron en un 125,4 %.

La situación planteada con Brasil por las restricciones a las citadas importaciones puede llegar, por parte de este país, a provocar la denuncia ante la Organización Mundial del Comercio si la medida se extiende más allá de 60 días. Una alternativa a mediano y largo plazo pasaría  por el fomento y la promoción de la industria nacional a través de planes como los Créditos del Bicentenario, que al momento se ejecutan con limitaciones.

Otro tema a analizar es la situación fiscal de nuestro país, ya que observamos que  mientras el  gobierno nacional mantiene superavit fiscal primario por otro lado genera déficit fiscal financiero, ocasionado por el crecimiento del gasto público. Hasta el mes de abril de 2011 el déficit financiero acumulado era de  $ 459,9 millones, en tanto que el esquema Ahorro-Inversión del Sector Público debió recurrir a adelantos del Tesoro Nacional por el monto de $ 22.703 millones y tomar de la ANSES $ 7.874 millones y del PAMI el monto de $ 950,9 millones.

En el ámbito local lo más importante a resolver es la crisis en el sector  tabacalero, ya que las autoridades de la Cámara del Tabaco definen como  inaudita  “la situación generada por la aplicación de los precios diferenciales” que impone el oligopolio comprador a la actividad. Al mismo tiempo que solicitan  la transferencia del Fondo Especial del Tabaco presupuestado oportunamente,  como la aprobación  de los Programas de Asistencia al sector, puesto que se trata de una actividad que según estadísticas oficiales genera 13.700 puestos de trabajo directos, lo cual constituye  un problema mayor que las condiciones de producción continúen en la incertidumbre.

Finalmente consideramos altamente auspicioso  el relanzamiento del  ferrocarril como herramienta estratégica de la economía local y regional, cuestión que se ha instalado en la agenda oficial de gobierno. La reconstrucción de la red nacional del Ferrocarril Belgrano y la construcción de una línea hacia  Chile y los puertos del Océano Pacífico va al encuentro de un tema básico como es el costo del transporte dentro del costo general de la producción de Jujuy como de la región NOA y NEA.

En un valioso trabajo presentado en las X Jornadas de Investigación en Humanidades y Ciencias Sociales de la Facultad de Humanidades de la UNJu,  se puso de relieve que la diferencia  actual de costos del transporte en toneladas por kilómetro entre el ferrocarril y el automotor es 3,69 veces más costosa esta última que la primera. Asimismo y en torno a este tema destacamos las Jornadas Internacionales sobre Ferrocarriles organizadas por el Colegio de Ingenieros con el apoyo del gobierno de la provincia y el empresariado jujeño.

 

Blanca Juárez

Presidenta del C.P.C.E.J.