“Las malas actitudes de las mujeres se han equiparado a las de los hombres porque hay una mayor permisividad social”

Jujuy al día® – Así se expresó el especialista de la Unidad de Salud Mental del Hospital Pablo Soria, Rafael Calderón, al ser consultado por nuestro medio sobre la situación actual que denotaría que las mujeres están imitando las “malas costumbres” que anteriormente eran más recurrentes en los hombres,

En declaraciones a nuestro medio, Calderón manifestó que realmente las “malas costumbres” morales, como el consumo de alcohol y drogas, la participación en hechos violentos, la promiscuidad, entre otras, no son exclusivas del género masculino, sino que son propias del ser humano desde que existe como tal.

Al respecto, agregó que años atrás estas cuestiones estaban consideradas como propias de los hombres por una cuestión de género, de moda y de machismo, pero señala que durante los últimos años la balanza se ha “equilibrado” y que las mujeres prácticamente se han equiparado a los hombres en la realización de “malas actividades”, por lo que considera que “existe una mayor permisividad en nuestra sociedad”.

Del mismo modo, señaló que este tema era cuestionado porque se lo consideraba como una injusticia del tipo social y cultural, por lo cual asiente que “tanto hombres como mujeres tienen punciones sexuales, agresivas y pueden tener deseos de realizar malas actividades, a pesar de las moralidad”.

En referencia del sexo, Calderón expresó que actualmente “nadie se escandaliza por el hecho que una mujer pueda tener varias parejas o que le cuente a otras mujeres que ‘estuvo’ con muchos hombres, a pesar que la cultura actual nos obliga a la monogamia”. A su vez, añadió que en épocas pasadas, era menos escandaloso que un hombre sea infiel a que lo sea una mujer, pero asegura que por la permisividad social que existe “ya no es tan escandaloso que lo hagan las mujeres también”.

Otro aspecto que trató fue el del consumo de sustancias prohibidas como el alcohol, del cual manifestó que en la actualidad es muy común que las mujeres tomen, situación que resulta más evidente en las adolescentes, comentando que “es común ver que las chicas consumen muchísimo alcohol, sobre todo en los boliches, donde podemos ver que muchas veces las deben sacar borrachas”.

En base a esto, Calderón mencionó “cuando era joven, los varones teníamos la ‘cena morada’ en la que íbamos a consumir alcohol, pero las chicas no iban porque en aquellos tiempos estaba mal visto que tomen alcohol, pero ahora las cosas han cambiado bastante, y toman prácticamente a la par de los varones”.

Finalmente, manifestó “han cambiado las costumbres, pero no quiere decir que hacer estas cosas le eran propias de los hombres, sino que siempre fueron propias de la sociedad”.