El INADI Jujuy entregó guía a medios de comunicación para el tratamiento sobre Derecho a la Identidad de Género de las personas trans

Jujuy al día® – La Delegación Jujuy del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) entregó en la mañana de ayer, una guía para las buenas prácticas en la comunicación pública sobre el Derecho a la Identidad de las personas trans. Material que además explica la necesidad que tiene este colectivo social de contar con una Ley nacional de Identidad de Género, y otra  de Asistencia Integral de Salud.

La convocatoria contó con la presencia de trabajadores/as de prensa de los diferentes medios de comunicación local. Así como también de comunicadores y comunicadoras de organizaciones sociales e instituciones públicas. Además de la Delegada en Jujuy de la Autoridad Federal de los Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Salma Haidar; y el titular del INADI en la provincia, Germán Noro

La representante de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) Ayleen Chambi, explicó: “Es muy importante para nosotras, las personas trans, el hecho de poder presentar esta guía para comunicadores, porque vemos que desde los medios se nos visibiliza a partir de la ridiculización, o asociadas a la prostitución, al VIH-Sida, a la drogadicción, y a todas aquellas infracciones que se relacionan con el todavía  lamentablemente vigente, código de faltas de Jujuy”. “Entonces ésta guía, constituye una herramienta que queremos darles a ustedes para empezar a cambiar las representaciones estigmatizadoras o discriminatorias que producen los medios en relación a las personas trans”; concluyó.

En tanto que Germán Noro agradeció el acompañamiento que vienen realizando los medios de comunicación, en la cobertura de las temáticas a las que se avoca el INADI. Tras de lo cual destacó: “Desde la Delegación venimos trabajando en cuestiones referidas a la discapacidad, género, pueblos originarios, y ahora con la diversidad sexual; de modo de contribuir en el afianzamiento de una sociedad más justa, inclusiva y respetuosa de la riqueza cultural, resultante de los diferentes sectores y colectivos sociales que la conforman”.

Cabe destacar en relación a los proyectos, que ambos son complementarios. Ofreciendo el primero de ellos, la posibilidad de concurrir ante el Registro Nacional de las Personas para solicitar, mediante la presentación de una Declaración jurada, el reconocimiento de la identidad de género. Todo lo cual a su vez traerá aparejado el cambio del nombre propio, y la entrega de un nuevo documento de identidad (DNI). Así como también la emisión de una nueva partida de nacimiento, sin que ello implique alterar la titularidad de derechos y obligaciones jurídicas que pudieren corresponderles a las/os solicitantes. Trámite para el cual, no será necesario pedir autorización judicial.

Mientras que en relación a la atención sanitaria para las personas trans, el proyecto de ley tiene previsto garantizar el acceso a los procedimientos, sean estos hormonales o quirúrgicos, para la reasignación de sexo. Y sea que los mismos se realicen en un establecimiento asistencial de salud pública, privada o de obras sociales; incluyéndose asimismo las prestaciones en el plan médico obligatorio.

La necesidad de la intervención, no implica en ningún caso la determinación de un diagnostico por enfermedad, sino el asesoramiento y el acompañamiento profesional para garantizar integralmente la salud de las/os ciudadanas /os trans. Todo lo cual, les permitiría vivir una identidad plena, en concordancia con el derecho a la autonomía, a la planificación del propio proyecto de vida, y respetando tanto el derecho a la intimidad como a la dignidad de las personas; de conformidad con el art.19 de la Constitución Nacional y los tratados internacionales de derechos humanos.

La actividad fue desarrollada en el marco de conmemorarse en el día de la fecha, 17 de mayo, el “Día de la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género”. Efeméride que celebra la eliminación, en el año de 1990, de la homosexualidad en las listas de enfermedades psiquiátricas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Motivo por el cual en la actualidad se hace el mismo pedido en relación a la despatologización de la transexualidad; es decir su eliminación de los listados de desórdenes psiquiátricos. En ese sentido, fue fundamental en nuestro país, la recientemente promulgada Ley nacional de Salud Mental n° 26.657, que prohíbe diagnosticar en el campo de la salud mental ningún tipo de dolencia basada exclusivamente en la orientación sexual o la identidad de género de las personas.