El discurso que encontró al discursor

En comunicación, cuando se dice discurso no se lo hace en referencia a la definición más común, es decir, respecto del acto verbal y oral de dirigirse a un público particular para transmitir un mensaje, no, en realidad se lo hace en los términos que Michel Foucault conceptualizó como “un sistema de ideas o de pensamiento: el discurso de un individuo se corresponde con un contexto sociohistórico, con sus características personales, con su pertenencia social y geográfica, etcétera..”. En este caso se puede decir que me ocupo de las dos concepciones, pues me refiero al último discurso público de la presidenta como medio de transmisión de un mensaje, pero también lo hago al mismo como una construcción surgidas de una sistema de ideas o pensamientos, máxime si tenemos en cuenta que este no estuvo escrito -aunque nunca lo esta-, es decir, nadie se lo escribió para que lo diga.

Apenas a días del fallecimiento de Néstor Kirchner, aquí en Jujuy, tuve un encuentro casual con un conocido senador, en una de las esquinas del centro, nada formal, sólo un encuentro. El saludo de forma me requería ¿Cómo andas? rápidamente le contesto, “muy preocupado”. Sin sobresalto, me pregunta ¿porqué? Lacónicamente le respondo, por Moyano, y agrego, es hoy mi única preocupación. Aunque no sea para creer me respondió “suerte que sólo tenes una única preocupación. Claro, lo casual del encuentro, las agendas de cada uno y hasta la personalidad de mi interlocutor no dio para que el tema que me preocupaba entonces -y aún lo hace ahora- se pudiera prolongar y derivar en un debate, buscando la punta de un ovillo que nos permita arribar a una conclusión y desde allí a una posible solución de lo que para mi era –y es- un problema para casi todos los argentinos.

Lógicamente, esa preocupación fue creciendo con los días, los datos de la realidad, las acciones ¿como le llamó la presidenta Cristina?, las extorsiones, las amenazas de paro, si no paran; es decir, si no paran los avances judiciales contra “Hugo”. Aunque si decimos contra es como que estuviéramos hablando de un complot en contra de alguien que no merece ser investigado por una justicia que, sospechosamente, da demasiadas vueltas para definir si procesará o no al líder de los trabajadores argentinos, aunque mejor le quedaría “líder de quienes aceptan su liderazgo”, por lo que sea, por intereses, por conveniencias personales, por aprietes y hasta por amistad, en ese rango, líder al fin, pero insisto, de quienes lo aceptan en ese rol. En referencia a esto me pregunto ¿si sometiéramos a Moyano a una votación para determinar, blanquear, su liderazgo entre los trabajadores sindicalizados, que pasaría? Creo que nunca lo sabremos porque no existirá esa consulta.

Volviendo a la presidenta, parece que ahora también Moyano es su único problema, así como lo fue y es para mí. Lo cierto es que el pasado jueves 12, aquel discurso que encontró discursor aún no encuentra el efecto deseado ya que las estrategias de ninguneo de la cúpula sindical ha conseguido bajarle los decibeles a una pieza discursiva que tuvo el anclaje en una presidenta apasionada, dolida, agotada y hasta triste, pero con la seguridad de que tiene la sartén por el mango ya que la decisión de ir o no a una reelección también asegurará algunas cuestiones a un sindicalismo soberbio y malcriado, malcriado por sus hoy detractores pero que tampoco tiene un candidato que la reemplace.

Días pasados escuchaba declaraciones del ex presidente Duhalde, diciendo que Moyano le duraría 3 días; si las cosas no se aclaran habrá que preguntarse ¿cuanto le durará Moyano a Cristina? o ¿cuanto le durará Cristina a Moyano?.

Nunca olvidaré el día en que falleció Néstor Kirchner, el primero en salir a declarar que “Muerto el Rey, viva el Rey” fue justamente Moyano. Quien más desea ser el dueño de la reelección de Cristina, Moyano. Quien “apadrinó” y apadrina a distintos políticos con estructura, dinero y un acercamiento a Julio Devido que de otra manera no obtendrían nunca? Moyano. Ahora, así como Urtubey le colgó el sambenito de “piantavotos”  y luego reforzó su circunstancial adversario, Walter Wayar diciendo que había tomado la decisión equivocada al aliarse con Moyano, me pregunto y les pregunto ¿cuantos botones más hacen falta para constituirse en muestra?

Lo local está bastante más ordenado de lo que parece. Todos los medios se hicieron eco de una extensa reunión llevada a cabo el sábado 14 entre los cinco popes del PJ, se filtraron algunas cosas, a mi juicio no tan trascendentes como que allí se analizaron los resultados de una encuesta que ponía en el cielo, y más allá, a Eduardo Fellner respecto de su imagen e intención de voto. Sin duda alguna esto hizo que se ratificara la interna y se dejara sin efecto el uso de colectoras. Se negó hasta el cansancio que Fellner vaya a ser el candidato aunque nadie lo dude, ni él. Tampoco se duda que Walter Barrionuevo encabezará la lista de Diputados Nacionales del FPV en la primaria del 14 de agosto, compulsando así, tal vez, a Miguel Giubergia que lo haría por la UCR o el frente que se cree a tal fin. No es que uno la vaya a ganar al otro porque van a una interna abierta y simultanea por distintas fuerzas, lo que si quedará evidenciado es la cantidad de votos que recoja cada uno y a partir de allí se medirá, por ejemplo, la imagen que deja el actual mandatario o el respaldo que obtuvo el aspirante a la reelección de parte del electorado de su partido y los independientes, que también votan.

De esta última no quiero dejar afuera la categoría a Senador porque aquí si se verá claro el futuro político de quienes encabecen las listas ya que pasará lo mismo que en diputados, allí se dirimirá quien tiene la mayor aceptación del electorado propio y ajeno. Hasta ahora con seguridad, por la UCR, irá Gerardo Morales y, con algún grado de duda, por el FPV encabezaría Guillermo Jenefes.¿ Porqué la duda? Porque, dentro y fuera del entorno de Jenefes, hay tironeos muy serios para que este sea compañero de fórmula de Fellner, aunque la decisión aún es esquiva en muy pocos días se sabrá si lo que hoy parece una adivinanza, se convierte en un hecho.

Así como casi seguro Fellner será el candidato a Gobernador de Jujuy por el FPV, también es casi seguro que Mario Fiad lo será por la UCR, dicen que hay hasta fecha de lanzamiento. En el caso de la UCR, el candidato deberá trabajar, y mucho, hacia adentro y hacia fuera ya que, por los sondeos realizados, hay muy poca actitud ganadora sin Gerardo candidato a gobernador. Los muchachos son así, siempre se cuelgan de lo que parece ser más seguro, olvidándose que en esta Gerardo también juega pues estará en la boleta del 23 de octubre, lo que no es poca cosa ya que según las encuestas que pudimos ver, él también tiene una muy buena imagen e intención de voto, eso sí, para gobernador, habrá que ver como pinta luego del 14 de agosto.

La pelea por la intendencia capitalina ya va tomando velocidad, esta claro que Raúl Jorge va por la reelección y que Pedro Segura por arrebatarle la posibilidad, aunque aquí hay varias situaciones que las encuestas están gritando y que juegan a favor y en contra de uno u otro, ellos lo saben porque también leyeron los resultados de las encuestas y esperamos que el “Chuli” vaya rectificando rumbos en lo que le queda de gestión hasta las elecciones y que “Pedro” encuentre el discurso, antes que el discurso lo encuentre a él, porque siempre que pasa esto se esta al borde de conseguir resultados no deseados, no buscados.

Gandhi