El ISJ desarrolló un plan de contingencias para garantizar cobertura médica a hijos de afiliados que estudian en Córdoba

Jujuy al día® – El Presidente de la Obra Social Provincial, Daniel Palumbo anunció que se desarrolló un plan de contingencias para garantizar la cobertura médica a los hijos de afiliados que estudian en Córdoba, a raíz de una decisión unilateral de la obra social de la provincia mediterránea de dejar sin efecto las prestaciones.

“La medida adoptada por la Administración Provincial de Seguro de Salud (Apross), fue inesperada y sorpresiva para las autoridades del organismo jujeño, cuyo directorio dispuso la apertura de un consultorio médico para la atención de los jóvenes estudiantes”, se quejó Palumbo.

Cabe mencionar que la obra social jujeña había firmado con la de Córdoba un convenio para la atención de los afiliados que residen por razones de estudio en esa provincia, incorporándolos como adherentes con acceso a las prestaciones médicas de rutina. No obstante ello, un inconveniente, del que no se conocen motivos ni fundamentos, dejó sin efecto el acuerdo y sin cobertura a los estudiantes.

“Lamentablemente hemos tenido un problema que esperamos poder solucionarlo cuanto antes. Hubo un cambio unilateral en las reglas de juego por parte de la obra social cordobesa que tomó la determinación sin previo aviso”, afirmó sorprendido el titular del ISJ, Daniel Palumbo.

Al margen de ello, el funcionario anticipó que el organismo desarrolló un plan de contingencias para garantizar la atención médica de los estudiantes hijos de afiliados, “porque más allá de los motivos de la medida, los jóvenes no tienen la culpa y precisan la cobertura”. “Nos preocupa ahora que los estudiantes tengan las prestaciones médicas y que los padres se queden tranquilos”, afirmó.

En ese contexto, informó que el ISJ pondrá en su delegación de Córdoba un consultorio médico que funcionará en horario extendido, de 9 a 19, como una opción de consulta y dijo que la obra social jujeña contratará dos o tres centros asistenciales, entre ellos el reconocido Sanatorio Allende, para la realización de exámenes complementarios, radiografías, análisis y eventualmente internaciones.

“Estamos hablando de una población joven y sana, que no requiere prestaciones complementarias, pero para la atención de una emergencia o un accidente, el ISJ dispondrá de este plan de contingencias para evitar que los estudiantes jujeños se queden sin cobertura. De esta manera reemplazaríamos el servicio que venía brindando Apross”, añadió.

Palumbo explicó que este tipo de convenios que se firman con las obras sociales de provincias que albergan a estudiantes jujeños es la mejor manera de resolver las demandas existentes. En Córdoba son aproximadamente 600 los estudiantes que recibían las prestaciones brindadas por Apross, en donde estaban incorporados como adherentes.

Por último, remarcó que los consultorios médicos de Córdoba van a quedar en forma permanente, aun cuando se restablezca la relación con Apross. “Esperamos en el término de 30 días poder mantener una reunión con directivos de la obra social cordobesa, para conocer los motivos de esta actitud inesperada y sorpresiva”, finalizó.