Mario Fiad se refirió al debate en Diputados sobre la regulación de la Medicina Prepaga

Jujuy al día® – El diputado nacional Mario Fiad (UCR Jujuy), en la sesión de Diputados de hoy, durante el debate del proyecto de ley de regulación de la medicina prepaga, dijo que “urgido por la coyuntura estamos sesionando, pero quiero señalar aspectos que tienen que ver con una visión más integral del tema de la salud y que entienden el lugar desde donde debemos dar la discusión para que la acción legislativa sea una herramienta eficaz al servicio de la salud de la gente”.

“No debemos engañarnos pensando que por regular a las entidades de medicina prepaga habremos mejorado sustancialmente los acuciantes problemas que sí, con muy buena salud, crecen diariamente en nuestro país”, agregó.

“Muchos de los que hoy pueden sentirse afectados por el proyecto que abordamos están en condiciones de discutir sobre calidad de servicios, alcance de la cobertura, oferta, períodos de carencia, pero hay muchos argentinos para quienes no hay opciones para esta discusión cuando de su salud se trata”.

“En los últimos años, las entidades de medicina prepaga han crecido con un efecto multiplicador presentado en la actualidad un numeroso abanico de opciones para quienes tienen la posibilidad de acceder a su oferta de servicio”, sostuvo Fiad.

“Además, todos sabemos que prepaga hoy esta asociado al imaginario colectivo de una calidad superior de atención y servicio en relación a las obras sociales. El proceso de migración de asociados de obras sociales a prepagas está directamente asociado a la carencia o ineficiencia de servicios que se constituyen en el determinante de la decisión”.

“El Estado ha dejado de cumplir con el ese rol indelegable en materia de salud desde una visión integral que permita abordar el problema desde sus múltiples dimensiones. Prueba concreta de ellos es la ausencia de la salud en el discurso presidencial al inaugurarse las sesiones ordinarias de este Congreso, excepción hecha al anuncio de la asignación para mujeres embarazadas”, advirtió.

“No nos equivoquemos. La deuda de este Congreso con la salud de la gente no se limita a aprobar este proyecto sino que nuestra deuda mucha más grande y se refiere a la necesidad  de promover reformas estructurales con una visión integradora, una asignación eficaz y racional de recursos y con prioridades definidas con un fuerte compromiso con la equidad”.

“La formulación de políticas públicas en salud debe guiarse por una visión estratégica y fundamentalmente nutrirse de una concepción colectiva del bien común. La Argentina necesita hoy repensar su sistema de salud ubicándolo en un lugar prioritario de agenda parlamentaria con proyectos que tengan la grandeza de superar el rédito político y los afanes partidarios para convertirse en un esquema de sólido basamento sobre el cual pueda construirse el futuro de la salud en la Argentina”.

“Con relación al texto que tenemos en análisis, en relación al artículo primero que, al quedar abierta la posibilidad de que las obras sociales contraten con los prepagos planes superadores o complementarios por mayores servicios que comercialicen los agentes del seguro de salud contemplado en las leyes 23.660 y 23.661, se atenta contra el principio de solidaridad que constituye el fundamento de la seguridad social”.

“La ecuación de la solidaridad implica que cada trabajador aporta en proporción a sus salarios y recibe los beneficios de acuerdo a sus necesidades igualitariamente. La asociación con las prepagas y los plantes superadores rompen la doctrina e inducen una lógica de mercado. Además, esto produce una estratificación de la calidad de la oferta de servicio aumentando la inequidad en el acceso y una duplicación de los gastos administrativos. Debería exigirse a las obras sociales,  que no contratan con prepagas, que ofrezcan la misma cobertura a todos sus beneficiarios”.

“Hay que derribar las barreras de acceso a los servicios y la prohibición de períodos de carencia contribuye con ese objetivo. Pero como medida tendiente a evitar que el sistema se torne imprevisible en el aspecto económico-financiero tendría que establecerse un plazo mínimo de vigencia de los contratos, cumplido el cual el usuario podrá migrar a otra empresa o bien abandonar el sistema de medicina prepaga”.

“En un futuro cercano deberíamos empezar a incorporar instrumentos teóricos y metodológicos para la gestión de listas de espera para el acceso a las diferentes prestaciones. Si estos adelantos técnicos son también utilizados por los otros subsectores del sistema de salud estatal y de obras sociales daríamos otro paso importante hacia la integralidad del sistema de salud argentino”.

“El riesgo financiero asociado a las enfermedades preexistentes y a los costos que implica la atención de los pacientes mayores de 65 años podrán ser absorbidos parcialmente a través del valor de la cuota y su ajuste por riesgo y en la negociación sobre el valor mínimo de los aranceles, o sea el pago a proveedores, que serán fijados en la etapa de reglamentación de la ley”.

“Otra medida innovadora podría ser la creación de un seguro para enfermedades de alto costo y baja frecuencia que se constituiría a partir del aporte de las empresas y que podría ser administrado por la Superintendencia de Servicios de Salud, introduciendo en el sistema criterios de solidaridad”.

“Es necesario proveer de un marco regulatorio a estas entidades pero anhelo que al aprobar esta ley no nos quedemos satisfechos pensando que hemos cumplido sino que esto es sólo uno de los pasos que conforman el largo camino que todavía tenemos que recorrer para que el acceso a la salud sea una realidad para todos los habitantes de este país”, concluyó Fiad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.