Desde la Unión Industrial de Jujuy aseguran que el modelo económico argentino fomenta la corrupción y la inoperancia

Jujuy al día® – Ernesto Altea, gerente de la Unión Industrial de Jujuy, tras ser consultado sobre la propuesta del Gobierno de intervenir en los directorios de las empresas, manifestó en declaraciones a nuestro medio  que “el modelo económico argentino se va pareciendo cada vez más al de Chávez, fomentando la corrupción y la inoperancia”.

Ernesto Altea sostuvo que “de cierta forma, el modelo del Gobierno va siguiendo el camino de Venezuela, no con la grosería que lo va haciendo Chávez, pero sí con la perseverancia de ir avanzando en un modelo que, a mi juicio, no fomenta la producción y fomenta la corrupción y la inoperancia”.

Al respecto, consideró que “ésta no es una buena señal; ésta que el Gobierno le da a la sociedad sobre la necesidad que tiene del control creciente sobre las actividades que realizan las empresas”.

Además, aseguró que “la participación del Estado en los negocios da una muestra de la  mezcla de ideología y vocación que tiene, con la participación creciente en los medios de producción, y el control de aquellos medios que le resultan estratégicos”.

Del mismo modo, aludió al caso del traspaso de los fondos de las AFJP a la Nación, expresando que “de un día para el otro, decidieron apropiárselos y, como las AFJP pusieron dinero en determinadas empresas porque consideraban que esa era la manera de mejorar y de mantenerles al capital a sus aportantes, el Gobierno resulta que ahora tiene un paquete de acciones en ellas”.

Altea considera que “sentarse en el directorio para participar en las decisiones de las empresas no es la función propia del Gobierno”, sino “ser orientador, legislador y promotor de las actividades, pero no actor”. Señaló que “en Argentina sabemos lo que eso implica: corrupción e ineficiencia”.

Agregó que estas situaciones “las hemos vivido desde la época en que todo era del Estado, pasando después a la privatización, y ahora de nuevo el Estado quiere ocupar los espacios que no le son propios, pero que le despiertan algún tipo de ambición”.

El gerente de la Unión Industrial de Jujuy afirmó que esta determinación del Gobierno Nacional le parece “una muy mala señal que va acorde a las muchas decisiones que viene tomando, como cerrar las fronteras dificultando las importaciones de repuestos y medicamentos”.

“Eso no es un plan de sustitución de la importación, sino de equilibrar la balanza de pagos claramente y me parece que todo este paquete de medidas va mostrando a la sociedad que este Gobierno está enfrentando a todos los que piensan diferente, a través de los medios de difusión oficiales contra los medios privados”, aseguró.

Por otra parte, Altea manifestó que “son muchos factores por los que uno espera que el Gobierno, en vez de estar en estas cuestiones, tenga como prioridades responder a una política de sustitución de las importaciones, que es una política a largo plazo, bien sustentada y planificada, que actualmente no existe en el país”.

Además, añadió “no hay una política de mejoramiento de las vías de transporte; los caminos están cada vez peor y ni hablar del ferrocarril; vemos una política de transporte aéreo de pasajeros lamentable, en manos del Estado a través de Aerolíneas Argentinas, mientras que las otras empresas privadas no pueden competir igualmente, Aerolíneas les generan varias dificultades para que puedan satisfacer sus demandas”.

Señaló que situación actual del país “se va transformando en un nudo gordiano que no hay por donde agarrarlo, porque esta intromisión que hace el Estado hace que se dificulte la incitativa y que la inversión privada sea cada vez menos significativa y que apunte a sectores en donde el estado no manifieste sus intenciones de participar en los negocios”.

Altea además afirmó que el Gobierno Nacional “debería tener un criterio y una concepción económica similar a la de Brasil, social y abierta a la iniciativa del capital privado, que controla efectivamente la acción de las empresas y que a su vez impulsa a la economía para que los inversores sigan llegando al país”.

Finalmente, expresó que “el Gobierno Nacional gasta millones de pesos en el Fútbol para Todos y otros medios con fines propagandísticos, cuando se podría resolver con esos fondos las inversiones necesarias para el Belgrano Cargas, por ejemplo, por lo que no podemos coincidir con la actitud que tiene de ver a la producción como enemiga y no como una parte con la hay que trabajar para que el país vaya para adelante”, concluyó.