Desde la Unión Industrial de Jujuy señalan que “la influencia de un año político como este, probablemente sea muy negativa para la economía”

0

Jujuy al día® – Consultado sobre las declaraciones del Titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, que aseguraba que “Argentina está económicamente en buenas condiciones y que continúa creciendo”, el Gerente de la Unión Industrial de Jujuy, Ernesto Altea, manifestó en declaraciones a nuestro medio, que la economía argentina “es una economía enferma porque tiene un modelo económico que no aprovecha el momento de crecimiento actual”.

En declaraciones a nuestro medio, Altea expresó que “lo que está ocurriendo en la Argentina es que se tiene una economía enferma porque tiene un modelo económico equivocado, que no está aprovechando adecuadamente el momento actual de crecimiento y de expansión que va teniendo el país y resto de Sudamérica”.

Además, comentó que este crecimiento económico que está ocurriendo prácticamente en toda Sudamérica se debe principalmente a la tracción de países como China, India y Brasil, y que, en ese marco, Argentina está en el promedio del bloque.

No obstante, indicó que nuestro país es el que posee el proceso inflacionario más alto de Sudamérica, por lo cual afirma que “ningún país de Sudamérica estarían en condiciones de tener una economía saludable si tuviera los bajos índices de inflación comunicados por nuestro Gobierno, los que sabemos que son fallidos porque la inflación supera holgadamente el 25 %”.

A tal efecto, Altea opinó que “la manera desordenada, falta de planificación y fuera de contexto del crecimiento argentino, nos ha llevado a la situación que hoy tengamos una inflación que largamente supera el 25 %, y esté repercutiendo en la credibilidad y el bolsillo de la gente”.

En virtud de esto, aseguró que “un país con inflación no puede funcionar: Argentina es hoy uno de los países con mayor inflación del mundo, lo cual nos preocupa demasiado”.

Al mismo tiempo, también se refirió al hecho que “la economía argentina está enferma de consumismo, por una parte, y de imprevisión, por otro”.

Desde hace muchos años, agregó, “al llegar el invierno falta el gas natural, la nafta y los combustibles comenzaron a faltar desde hace poco tiempo, y la energía eléctrica de manera creciente también está entrando en dificultades”.

A su vez, Altea realizó una comparación entre la situación inflacionaria en nuestro país y en Brasil, donde mencionó “escuchamos a la Presidenta de Brasil decir que un 5 % de inflación posible para este año en su país es intolerable y que el principal esfuerzo de su Gobierno está destinado a controlar la inflación, mientras que en Argentina, nosotros seguimos pensando que un poco de inflación no hace daño”.

Lectura recomendada:  Jujuy construirá otras 12 plantas de energía solar y ya tiene comprador para esa producción

En base a esta comparación, afirmó que “seguramente, no le hace daño a los que tienen muchos bienes, porque los mismos no se deflacionan con los procesos inflacionarios, pero aquellos que no tienen bienes y viven de sus sueldos, la clase media para abajo, si se perjudican enormemente porque aunque se hagan estas corridas de sueldo tratando de acompañar el proceso inflacionario las pérdidas de valor de la moneda la pagan los asalariados”.

Por consiguiente, expresó “la inflación es un impuesto que el Gobierno aplica a los salarios y que hacen que lo que se gana hoy, mañana tenga menos valor”.

Del mismo modo, Altea manifestó que dentro del paquete de enfermedad que presenta la economía argentina, “la influencia de un año político como este, probablemente sea muy negativa para la economía, porque todos conocemos cómo se incrementan los gastos del estado para pagar las campañas políticas y la propaganda pública”.

“Basta con saber que en Fútbol Para Todos se gastan alrededor de 1.000 millones de pesos, y además, hay que ver cuánto más se gasta en las propagandas que vemos en los canales oficiales, a través del fútbol y todas las manifestaciones que va haciendo el gobierno nacional”, indicó.

Asimismo, asintió que cree que no se puede dar un mensaje de optimismo a la sociedad porque, si bien la economía de Argentina está creciendo, al igual que toda Sudamérica se está viendo traccionado por países con gran cantidad de población, como China, India, o Brasil.

Por otra parte, Altea también se expresó sobre otra parte de las declaraciones realizadas por Acevedo, las que indicaban que tener un dólar débil sería beneficioso para la economía argentina. Al respecto manifestó que “cuando uno tiene un dólar barato se hace más fácil exportar, porque por cada dólar que uno exporta ingresan más pesos, lo que hace que el exportador se beneficie más aún”.

Indicó que este tema “no se corresponde con la realidad de un país que tiene un crecimiento importante, con un modelo económico serio, como Uruguay, Chile, Perú o Brasil, donde sus moneda se han revaluado respecto al dólar”.

Lectura recomendada:  Jujuy: investigan el supuesto intento de venta de un bebé

En base a esta afirmación, señaló que “si en esos países no se hubiera producido una revaluación monetaria, tendrían una situación parecida a la que está ocurriendo en Argentina, donde ingresa una gran cantidad de dólares al mercado, la gente los gasta y no ahorra, comprando más bienes de los existentes en el mercado, generando la inflación por consiguiente”, según se explayó.

Del mismo modo, Altea realizó la siguiente interrogación: “¿Por qué no hay inflación en Chile, Brasil o Colombia?” Ante esto, respondió: “sencillamente, porque en estos países han venido acomodando el valor del dólar en función de la capacidad exportadora real que tienen, lo cual hace que hoy ir a Chile o Brasil, por ejemplo, sea mucho más caro en dólares de lo que costaba en años anteriores”.

Por lo tanto, recalcó el hecho que “pretender sostener el dólar en los valores que hoy se están manejando en el país implicará, en cierta medida, aumentar la inflación, por lo cual creemos que devaluar la moneda sería lo peor que se podría hacerse”.

Por último, Altea asintió que “Argentina es un país que tiene una economía que se mueve por ciclos y es el país con mayor variabilidad económica en los últimos 50 años, después de Nicaragua”.

De acuerdo a las estadísticas, informó que puede verse que “cada diez años, el Gobierno que llega ‘inventa’ un modelo económico, el cual funciona los primeros años gracias a la productividad y a los que trabajan en el país, se ven muy exitosos durante los cinco o seis años, luego se estabiliza y comienza a decaer, produciéndose aproximadamente a los diez años, las crisis cíclicas que hemos venido teniendo en la Argentina”.

A su vez, concluyó que “el país ha tenido procesos de hiperinflación y procesos con inflaciones igualmente muy altas, no es necesario que nos dejemos mentir que éste es un modelo muy exitoso, puesto que el éxito de la economía argentina actual depende de la tracción que ejercen sobre las economías sudamericanas el desarrollo del crecimiento de India, China y Brasil, fundamentalmente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.