Hacerse cargo ó Responsabilidad de la Autoridad Local en la Seguridad Vial

0

Sr. Director: La siguiente es una reflexión personal de la que (valga la redundancia con el título) me hago cargo.

Soy plenamente consciente de que estas expresiones no me generarán muchos amigos en la “política contemporánea”, pero siento la necesidad de expresarlas. Es posible que esté parcial o totalmente equivocado. No me creo propietario de “la verdad”.

También se aplica el principio de la “regla general” porque existen varias honrosas excepciones que la confirman. En todo caso, “quien quiera ponerse el sayo…”

Han pasado más de tres años de la firma del Pacto Federal en Materia de Transito y Seguridad Vial, luego ratificado por la Ley Nacional N° 26.353 y no existe aún un consenso definido y transparente de todas las expresiones políticas del país al respecto.

Puede afirmarse sin lugar a dudas que existe una Política de Gobierno, a nivel nacional, en materia de Seguridad Vial. Sin embargo, debemos pugnar porque se transforme en una Política de Estado con el firme compromiso de todos, más allá de las banderías e ideologías políticas.

Pero, aparte de ese tema, no veo materializado a nivel de la mayoría de las jurisdicciones provinciales y menos de las ciudades y municipios (por lo menos de aquellos que superan los 100.000 habitantes) la implementación político institucional en entes u organismos con incumbencia específica de sus respectivas jurisdicciones.

En otras palabras, en estos más de tres años:

¿Cuántas Agencias o Direcciones Provinciales, han sido creadas y son operativas en la materia específica de Seguridad Vial?. Si no me equivoco alcanzan los dedos de una mano…

¿Cuántas Direcciones de Seguridad Vial existen en los más de 2.000 municipios del país?.

Y, entendámonos, me refiero a organismos de funciones EJECUTIVAS, responsables orgánica y específicamente en la materia, y no a Comisiones ASESORAS o a las tradicionales Direcciones de Tránsito, Transporte, etc., etc.

Tampoco estoy refiriéndome a los funcionarios como personas. Me consta que muchos de ellos “pelean a muerte” contra sus propias estructuras para lograr avances en el tema.

Me refiero a la voluntad política del liderazgo en función de la demanda de su sociedad.

¿Por qué?. Porque cuando uno lee los medios locales observa la preocupación de ESA sociedad frente a los muertos y heridos que produce entre ellos el siniestro vial. Medios que en muchos casos citan a los Directores de los Hospitales locales que están desesperados por la falta de camas en terapia intermedia e intensiva por la alta ocupación de pacientes politraumatizados en hechos que ERAN PREVENIBLES.

¿Cuál es la respuesta a esa demanda?. En el mejor de los casos: MULTAS.

Pero ¿cuánto destina en el presupuesto ordinario ese municipio o esa provincia a la Seguridad Vial?.

Porque me parece que algunos son muy “federales” a la hora de reclamar autonomías para obtener recursos a través de las multas, pero muy “unitarios” para aplicar, aunque sea parte de  esos recursos obtenidos, a la seguridad vial de sus administrados, y reclamar, en cambio, fondos a la Provincias o la Nación (según corresponda) para hacerlo.

El gobierno nacional, en un estado federal (distinto es en países de gobiernos centralizados), puede y debe generar el marco de desarrollo y fomento de la seguridad vial. Se “derrama” de arriba hacia abajo. Pero, a mi criterio, la seguridad vial de nuestras comunidades, tambien se “construye” de abajo hacia arriba.

Para ello, las autoridades locales deben HACERSE CARGO.

Dr. Eduardo Bertotti

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.