Desde la Unión de Empresarios de Jujuy manifiestan que el proyecto sobre ganancias de Recalde haría desaparecer las Pymes

0

Jujuy al día® – El Presidente de la Unión de Empresarios de Jujuy, Ignacio Sadir, manifestó a nuestro medio que el proyecto de ley presentado por el diputado nacional Héctor Recalde respecto a la distribución de las ganancias y la creación de un fondo anticrisis “a los jujeños no nos beneficia porque va destinado a un segmento minoritario de la gran masa salarial que hoy en día particularmente tenemos en la provincia”.

Sadir expresó que este proyecto presentado por Recalde atiende a un sector determinado de la población, citando la situación de la población de Jujuy, en donde hay aproximadamente 55000 empleados públicos, 120000 planes sociales y solo 40000 empleados privados, por lo que aludió a que se estaría atendiendo y beneficiando a una minoría con este proyecto.

Señaló además que “este proyecto presentado durante el año pasado, fue rechazado de lleno desde las entidades madres del sector, como la CAME, por ejemplo, la cual además ha presentado otros proyectos que serían más viables que el presentado por el Diputado Recalde”.

El presidente de la Unión de Empresario de Jujuy expresó en diálogo con Jujuy al día, que “la situación planteada por esta propuesta resulta preocupante para los empresarios, fundamentalmente para aquellos que se encuentren en regiones donde las PyMES se encuentran en desarrollo. Si planteamos que nuestras empresas tienen que tributar de cada peso que ingresa a nuestras estructuras 0,29 centavos para impuestos nacionales; si le agregamos los impuestos provinciales y las tazas municipales, ese valor se va a 0,31 centavos, lo que quiere decir que si le seguimos incorporando agentes que están prácticamente minando la empresa PyME en nuestra región y nuestra provincia, vamos hacia la tendencia que las PyMES desaparezcan”.

Lectura recomendada:  Jujuy muestra en China oportunidades de inversión

Al mismo tiempo, afirmó que “agregarle estas nuevas situaciones a las empresas, más que incentivarlas pasan a presionarlas tributariamente”. Además agregó que “se pueden plantear otros proyectos distintos que no destruyan la esencia de la PyME que está tan ‘baqueteada’ por tanta presión tributaria”.

Sadir también se refirió brevemente a otro proyecto del diputado Recalde, el cual propone que las grandes empresas que operan en la Argentina destinen parte de sus excedentes a un fondo anticrisis, para resguardar a sus propios trabajadores, opinando que “en un país en el que no hay una crisis declarada, no tendría sentido plantear su creación”.

En otro orden de temas, el titular de la Unión de Empresarios de Jujuy comentó que en la provincia el sector que sigue creciendo cada vez más es el informal, manifestando que “si hoy hacemos un análisis de lo que vive la PyME en la región, tenemos que decir que estamos compitiendo con nuestras empresas legalmente constituidas contra un comercio ilegal, informal, que no es controlado y no es sancionado como lo hacen con nuestras empresas PyMES”.

“Esto ya nos define que nuestra acción de comercialización y venta es distinta y está en una brecha importantísima de diferenciación respecto a estas nuevas formas de comercialización que parecen que vienen a quedarse definitivamente en nuestro medio”, agregó.

Además hizo mención a los incrementos que están solicitando los distintos sectores al empresariado, manifestando que los mismos sí los afectan pero que igualmente son legítimos.

Lectura recomendada:  El paro de transporte “generó ciertas complicaciones”

En virtud de esto, recalcó que “cuando existen diferencias entre los datos inflacionarios del INDEC y las consultoras privadas, hay que preguntarle a la gente como está realmente. Cuando comienzan a decir cosas como ‘tuve que hacer que mi hijo deje las actividades extras en el colegio’ o ‘tuve que dejar de comprar determinados artículos en el supermercado’, etc., nos están refiriendo que lo que ganan los empleados de cualquier sector no les está alcanzando, lo cual evidencia la necesidad de aumentos de sueldo, los que traen por detrás los aumentos de los precios, y a su vez, la inflación”.

Al respecto, expresó que “los aumentos salariales, al igual que los aumentos de precios, nos meten en un torbellino que lleva, por un lado, a la destrucción de empresas, generalmente las pequeñas y medianas, y por otro, a la pérdida de puestos de trabajo, porque cuando no se puede empezar a pagar lo que se pide en las paritarias, lo primero que se hace es empezar a desarmar las estructuras laborales de las empresas”.

Del mismo modo, asintió “yo creo que estamos parados en una situación complicada; nos tenemos que sentar a ver cómo podemos encarar el flagelo de la inflación, porque hay herramientas para hacerlo, las que deben venir fundamentalmente del poder público, para ayudarnos a para este torbellino en el que de a poco vamos adentrándonos cada vez más”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.