Cuevas: “El tema del aborto tendrá que tratarse, porque el problema a raíz de esto es muy grande”

0

Jujuy al día® – El Jefe de la Unidad del Servicio de Ginecología del Hospital Pablo Soria y Presidente del Colegio Médico de Jujuy, Ricardo Cuevas, se refirió en una entrevista con nuestro medio al tratamiento sobre la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la cual se espera que se de en el seno del Congreso de la Nación este año, manifestando que “en algún momento el tema del aborto va a tener que ser tratado y discutido, porque, el problema a consecuencia de éste, es muy grande”.

Cuevas mencionó que se calcula que hay 500.000 abortos anuales en el país, los cuales se realizan por ingesta de medicamentos, colocación de sondas u objetos dentro del cuello del útero, entre otros, “los cuales generan en las mujeres complicaciones de diversos grados, variando las mismas de acuerdo a cada mujer”.

A su vez, indicó que “en la actualidad, cualquier mujer que ingrese a Internet y busque cómo puede ocasionarse un aborto, puede encontrar la información claramente detallada”.

Respecto de las consecuencias acarreadas por un aborto, indicó que “las infecciones pueden ir desde una obstrucción de las trompas de Falopio con la posterior infertilidad, hasta afecciones mayores que deriven en una operación de anexo-histerectomía, que consiste en la ablación total del aparato reproductor para salvarles la vida”.

“Esta operación –agregó- provoca la menopausia quirúrgica, lo que causa el cese de la menstruación y la imposibilidad de poder tener hijos, además de tener que recibir un tratamiento de estrógenos hasta los 50 años de edad”.

Lectura recomendada:  Jujuy: encontró a su amigo con un disparo en la cabeza

Además, expresó que “aunque se trate y legalice el tema del aborto, debería enfatizarse más la educación sexual, la que debería ser abordada desde la niñez para inculcarles la responsabilidad y las consecuencias”.

Al respecto comentó que “si se comienza desde la niñez en hablar sobre la sexualidad, enseñando la responsabilidad y las consecuencias, podrían evitarse los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual, por ejemplo”.

“Ahora se puede comprar tranquilamente los anticonceptivos, las mujeres se pueden colocar el DIU o ligarse las trompas sin consentimiento del marido. Con la situación legal actual que permite acceder a los métodos anticonceptivos, resulta imperdonable que sucedan estos casos”, aseguró.

Cuevas mencionó que en el Hospital Pablo Soria, en los años 2008 y 2009, registraron un promedio de 1700 abortos anuales, cifra que contrasta con los datos que se registraban durante la década del ’90, donde esta cifra trepaba casi a los 3200 casos atendidos.

En base a esto, afirmó que el número de casos de abortos inducidos estaría en descenso y que se calcula que en la actualidad, la cantidad descienda a la mitad de los registrados en los años anteriores.

Por otro lado, mencionó que en esta práctica no tiene nada que ver la edad, el grado de educación que la mujer posee ni el status social, puesto que suelen verse casos en todos los estratos sociales.

Lectura recomendada:  Informe de coyuntura: “la tendencia del proceso inflacionario por tercer mes consecutivo se ubica por debajo del 3%”

“Al parecer –añadió – cada vez habría un mayor número de mujeres jóvenes que se realizan abortos por los más diversos métodos”.

Además, comunicó que muchos de los casos en los que se producen los abortos suelen presentar serias complicaciones, donde muchas mujeres fallecen en la terapia intensiva de los hospitales a causa de las lesiones que sufrieron en su aparato reproductor.

Por otra parte, Cuevas señaló que en la Unidad del Servicio de Ginecología del Hospital Pablo Soria reciben numerosas consultas por enfermedades pelvianas inflamatorias y las consecuencias posteriores, que se traducen en los denominados embarazos ectópicos.

Respecto a esta patología, añadió que produce hemorragias internas y riesgos graves para la madre, la que puede salvar su vida mientras más pronto sea el diagnóstico.

Por último, Cuevas recomienda a las mujeres en general concurrir al ginecólogo, para que se realicen los controles necesarios, como el Papanicolau para prevenir el cáncer de cuello uterino o la mamografía, en mujeres mayores de cuarenta años, para prevenir el cáncer de mamas, y fundamentalmente, la anticoncepción.

También, aseveró que las mujeres no deben olvidarse de realizar la consulta preconcepcional cuando deseen tener hijos, para que el médico vea las condiciones en las que se encuentra para poder llevar adelante el embarazo, y el suministro de ácido fólico durante los tres meses previos a embarazarse para evitar malformaciones en el feto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.