La noticia sigue siendo que el hombre muerde al perro

Hace unos días, más de 30, el 23 de febrero para ser exacto, cometí una omisión, pues en esa fecha se recordaba al ex gobernador Guillermo Snopek, pero también debí acordarme que alguien hubiera cumplido 8 años. La llamaron Socorro Milagros antes de morir el 23 de febrero de 2003. Sin más incógnita revelare que esta niña que hubiera cumplido 8 años era la hija nacida del vientre de Romina Tejerina. Sólo esa mención quería hacer para que no se olvide que la verdadera víctima de un hecho criminal al que algunos han tratado de convertir en social y político y que de seguro estarían deseosos de que éstas líneas no se hubieran escrito nunca, tengan en cuenta que, en un estado de derecho, Romina Tejerina tuvo un juicio y una condena (para algunos justo y para otros no), en cambio Socorro Milagros, sólo tuvo una condena, su desaparición física. Es por eso que la noticia sigue siendo que el hombre muerde al perro.

Luego de este necesario reconocimiento, en el marco del mes de la memoria, la que se debe ejercitar para todos los temas, me ocuparé de realizar una recorrida por los vericuetos del ámbito político de Jujuy.

En ediciones anteriores de Jujuy al día se publicaron algunas noticias que tenían que ver con el movimiento en la interna del PJ local, como aquella que se ocupaba de desmentir el rumor de que el senador Jenefes no gozaba de la bendición de la Casa Rosada para poder participar de la lista de senadores en la próxima elección de octubre y que algunos salieron rápidamente a desmentir y asegurar que esa especie carecía de veracidad ya que Guillermo Jenefes contaría con el respaldo de la presidente. De paso reservaron lugar en la fórmula que con seguridad (ahora) encabezará Eduardo Fellner.

Claro que no a todo el mundo le cayó bien esa actitud y provocó enojos varios, los que se manifestaron poniendo a funcionar la radio trucha para desdecir y censurar aquel secreto que, parece, todos conocían menos el que desmintió, eso sí, nadie se animó a salir públicamente a retrucar y desmentir poniendo pruebas sobre la mesa.

La reserva de espacios es una práctica que, en política, ya emana olor, por lo vetusta y hasta por lo, para calificarla humanamente, ingenua e inútil. Nadie reserva espacios en política, éstos se ocupan o no, pero nunca estan vacíos o expectantes. El comentario precedente se relaciona con lo más arriba mencionado y con otros intentos, por ejemplo el que habría llevado a cabo el diputado nacional Marcelo Llanos quien, aunque él lo desmiente a cada uno que lo haya llamado para cuestionarlo, censurarlo o pedirle explicaciones, al menos su nombre figuraba en varios pasacalles (aunque están prohibido el uso de este medio de comunicación), que promovían una supuesta, reclamada, candidatura a Senador Nacional. Algunos aseguran que Llanos esta conversando con cierta otra fuerza interna/externa identificada con el peronismo (aunque también con el kirchnerismo tardío) para hacer efectiva esa candidatura al senado. Otros también aseguran que esa es una especie que forma parte del contradiscurso que hasta ahora le ha dado pingües ganancias políticas, y de las otras, a fin de que lo llamen “para conversar”.

Otros, dentro de casi la misma estructura, muestran la misma ingenuidad pegando carteles en paredes y colectivos con mensajes subliminales (mensaje diseñado para pasar por debajo (sub) de los límites normales de percepción) que apuntan claramente, a algún grupo, para mostrar que se esta en la mesa jugando y atento, de manera que “su espacio” está reservado y no se negocia si no es a favor de sí mismo. Conversando con un operador político de éste, dio señales de que definidamente iría por alguna candidatura, aunque no la que él querría sino aquella que le impondrían y en la que aseguró “comenzaba a sentirse cómodo”. Esto demuestra que la reserva de espacios es practicable únicamente en los cines, eso si, antes se debe comprar la entrada.

Dentro mismo del PJ hay dos cosas más que es necesario saber o que alguien las diga. Una es que a pesar de que hay varios postulantes a acompañar en la fórmula a Eduardo Fellner sólo hay posibilidades para uno, al menos institucionalmente hablando, después se podrá, o no, gobernar o cogobernar desde otro lado, como algunos lo hacen y otros lo intentan.

Segunda, este que acompañe a Fellner deberá tener algunos atributos y carecer de otros, de entre los que debe tener estarían: el estado político y público necesario como para aportar votos en una elección que no se presenta como un paseo por Yala. Lo que no deberá tener es algún sambenito (cargar con una culpa inmerecida o perder la reputación y ser despreciado por algún oprobio) propio o ajeno que ponga distancia con un electorado cada vez más independiente y que no pueda ser usado por la oposición, cualquiera que esta sea, cuasi interna o externa.

Para no salirme de lo que algunos llaman el movimiento, debo ocuparme del proyecto “colectora 2011”, término acuñado para referirse a candidaturas que participan como cabeceras en tantas listas como las que puedan conseguir a través de negociaciones y consensos con grupos afines, o no, con tal de acumular votos para la fórmula y dejar librado los otros cargos a la demanda y necesidad de cada agrupamiento. Teniendo en cuenta que hay una recomendación para que las elecciones se desdoblen, si esta tuviera lugar, la colectora se estaría armando para el cargo de gobernador y vice ya que luego no habría necesidad de hacerlo pues directamente se votaría para presidente y vice, en este marco ¿habrá desdoblamiento? Aunque no haya desdoblamiento ¿en octubre la colectora podrá ser para la fórmula nacional y también la provincial, o sólo se tratará de sumar a la presidencial? Una vez más, la noticia sigue siendo que el hombre muerda al perro.

La oposición está dando poca letra, está generando pocos hechos notables o noticiables, sólo hay algunos movimientos por el lado de LyDER, MPJ y otras agrupaciones muy menores que, entre ellas hablan, pero también hay diálogos hacia arriba, abajo y muy transversales (sin alusiones especiales), lo cierto es que no hay ruido aún y mucho menos hechos que contar.

Por el lado de la UCR la cosa cambia ya que hay un hecho concreto que se traduce en una interna para decidir quien será el candidato a Presidente. Como se sabe, compiten Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz. En Jujuy el primero tiene una referencia concreta, Gerardo Morales y/o el oficialismo partidario, en el segundo no hay quien salga a ponerle el pecho, así que aquí las cosas están bien claras. Lo que quedaría por aclarar es si una vez que se elija el candidato a presidente, ¿la UCR le habilitaría la posibilidad de medirse el 14 de agosto a Julio Cobos con quien resultare ganador? Debemos recordar que esta interna es una decisión orgánica e institucional del radicalismo en su conjunto y debería tener una decisión con la misma organicidad e institucionalidad, y con esto ¿Cobos se deberá volver a su casa?

Acerca de la situación provincial, todavía no hay muy mucho movimiento en la UCR ya que están enfrascados en otra cosa, aunque hay un rumor y un hecho más o menos significativo. El rumor es que ante un desdoblamiento de las elecciones, en la municipalidad de capital estarían analizando la conveniencia de unificar las elecciones con las nacionales en octubre.

Respecto del hecho, Jujuy al día (JAD) entrevistó al senador Morales y, entre otras cosas (podrán leer la entrevista en la edición de hoy lunes) se lo indagó respecto de su eventual candidatura a gobernador de Jujuy. Según dejó entrever en las declaraciones realizadas a JAD, aún lo piensa y no tendría decisión ya que el escenario político de la provincia es difuso en tanto que no se sabe si el PJ se unificará o irá separado, siendo esta última alternativa la que lo animaría a postularse. Es fácil ver que ante la presencia de dos listas del PJ que se neutralizan entre ellas, pues van por el mismo electorado, el porcentaje de los votos obtenidos individualmente pondría a la oposición, potencialmente, en un mismo plano de posibilidades. Como se ve, la noticia sigue siendo que el hombre muerda al perro.

Gandhi