Mallagray se expresa a favor de la vida oponiéndose al aborto asistido

Salvo casos excepcionales que deberían tratar los legisladores

Jujuy al día® – El Presidente del Colegio de Abogados y Procuradores de Jujuy, Dr. Mario Mallagray, se mostró en contra del proyecto de ley de aborto asistido, asumiendo la defensa de la vida sobre todas las cosas, salvo casos excepcionales que deberían ser considerados por los legisladores.

En declaraciones a nuestro medio, el letrado manifestó su oposición al tema, considerando que la vida por nacer también posee un valor enorme y que no debería ser truncada, salvo casos excepcionales en las que debería despenalizarse la cuestión.

El tema del aborto asistido todavía no ha sido tratado en el Consejo Directivo, por lo que todavía no tienen una postura definida.

Como casos excepcionales, afirmó, considera los embarazos producidos por una violación o los que resultan riesgosos para la vida de la madre como para la de la persona por nacer.

En lo concerniente a la postura a tomar por parte del Colegio, Mallagray comentó que hasta el momento no han determinado la que tomarán, pero que por parte de la Comisión Directiva alientan a cada abogado a expresarse de la forma que consideren justa.

El profesional mencionó que son respetables las posturas de los que se pronuncian a favor que las mujeres puedan decidir sobre interrumpir o no el embarazo, tanto como la que se opone al caso y defiende la vida de la persona por nacer sobre todas las cosas.

Por esta razón, buscarán favorecer el diálogo y que los temas sean debatidos en profundidad, para que “cada abogado de la matrícula activa exprese su opinión sin importar lo que el colega que tiene al lado pueda opinar”, para que estos debates sea los disparadores para las futuras discusiones de cada sector relacionado a esta controvertida propuesta legislativa.

Con esta situación, el letrado espera que los magistrados arbitren estas cuestiones y determinen la aceptación o la negación al pedido de aborto asistido, considerando puntualmente cada caso que se presente, analizando toda la situación que presenten los mismos.

Refiriéndose, por otra parte, al tema de la baja de la edad de imputabilidad, Mallagray se pronunció a favor de llevarla a 14 años, pero al mismo tiempo alegó que los menores que sean castigados por los diversos delitos no sean sometidos al mismo régimen que los presos mayores.

En virtud de esta afirmación, añadió que se deberá poner énfasis en estos casos otorgándoles la contención necesaria sin olvidarse de hacerles entender la gravedad del acto que cometen y la consecuencia de recibir un castigo justo por la misma, de modo que los menores delincuentes no sean apartados del ámbito educativo y social, del que considero que nunca debieron salir.