Aseguran que el 10% de los jóvenes de Jujuy tomarían Viagra

Jujuy al día® – El Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jujuy, Carlos Usandivaras, manifestó que aproximadamente el 10% de los jóvenes jujeños consumirían el Viagra para mejorar la perfomance sexual ante las presiones de la adolescencia.

En declaraciones a nuestro medio, Usandivaras manifestó que la situación del consumo en Jujuy es similar a la del resto del país. Explicó que la causante podría deberse a la necesidad que poseen de mejorar el rendimiento a la hora de mantener relaciones sexuales, ante las presiones propias de la edad.

Usandivaras sostuvo no estar de acuerdo con esta situación y se preguntó: ¿Qué irán a tomar después si ya están consumiendo Viagra?

El Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jujuy señaló que la droga todavía es relativamente nueva en el mercado, por lo que todavía no posee estudios certificados sobre las consecuencias que depararía el consumo de ésta a futuro, por lo que se desconoce que llegaría a pasarles a los adolescentes que la consuman de aquí a veinte años.

Por otra parte, indicó que el sildenafil es una droga que no tiene muchas contraindicaciones, por lo cual no reviste mayores peligros para los que la tomen ni generaría dependencia, aunque hizo la salvedad que no está probado que provoque la muerte en los consumidores, argumentando que los casos en los que se produjeron decesos y se encontró presente la droga, generalmente se daban en personas que arrastraban problemas cardíacos.

Continuó explicando que estos afectados solían consumir medicamentos para tratarlos, que al complementarse con el Viagra generaba un agravamiento en las cardiopatías y posteriormente los paros respiratorios.

También acotó que por esta causa hubo muchos fallecidos al desconocer estas indicaciones, cuando la droga comenzó a salir al mercado.

Respecto a su venta, Usandivaras comentó que continúa realizándose bajo prescripción médica, pero que su uso masivo ha llevado al sildenafil a comercializarse sin receta, llegando prácticamente a ser de “venta libre”, citando que “la gente ya no va a pedir la prescripción para su consumo”.

En virtud de esta afirmación, manifestó la existencia de un fenómeno social en relación a este tema, porque “nadie admite tomar Viagra aunque los farmacéuticos saben que realmente una parte importante de la población lo hace”.