Juan Carlos Martínez calificó como “irrisorio” a un 40% de incremento salarial

Jujuy al día® – El Secretario General de UTHGRA y titular de la CGT Jujuy, Juan Carlos Martínez, manifestó a nuestro medio que a causa de la inflación en los insumos se les está haciendo más difícil “parar la olla” a los trabajadores, tomando en cuenta los aumentos registrados en lo que denominan “insumos útiles”.

Esta afirmación surge en base al creciente aumento en los precios de la mercadería registrado durante lo que va del año, sobre todo en esta época de inicio de clases, en la cual los trabajadores deben realizar gastos importantes para poder mandar a sus hijos a la escuela.

El sindicalista, llamó a conciencia al sector empresarial porque “la inflación está tan instalada en los bolsillos de los trabajadores que cada día se le está haciendo más difícil ‘parar la olla’, sobre todo tomando en cuenta las subas de los servicios, ropa escolar y deportiva, calzado, útiles, que afectan su poder adquisitivo”.

Al efecto agregó que “hay que ver si los compañeros pudieron solventar los gastos de inicio de clases”.

Del mismo modo, calificó de “irrisorio” el 40% de incremento que está siendo comentado como piso salarial, porque “la proyección que hacen de la inflación para fines de este año alcanzaría o superaría dicha cifra, por lo que no terminaría siendo muy favorable para los haberes”.

Martínez también mostró su disconformidad con la actitud del Gobierno de ocultar el proceso inflacionario, argumentando que a la clase trabajadora “le gustaría que el Gobierno realmente aplique la inflación real, que le pregunte a la ama de casa cómo la padece”, en relación a las declaraciones realizadas por Moyano, quien pedía al Ejecutivo comunicar la inflación de precios que puede verse en los supermercados.

Por otra parte, indicó que el Estado no sabe reconocer la importancia que tiene la actividad hotelera y gastronómica para el país, porque no se observan políticas para ayudar al crecimiento.

En virtud de esto, aseguró “si realmente habría leyes que la regulen, tendríamos otras perspectivas y no tendríamos techo”; al mismo tiempo, dejó entrever que “si no le ponen la atención que merece, dentro de seis o siete años va a dejar de crecer”.

El síndico mencionó que el empresariado y el sindicato deberían reunirse por lo menos una vez al año para discutir acerca de mejoras en la productividad y el resto del año trabajar en forma conjunta para lograr una propuesta conveniente para el trabajador hotelero y gastronómico.

Además hizo mención a lo que él llamó “una triste realidad: cuando se ajustan y se comparten las pérdidas, es partícipe el trabajador, pero cuando se tratan las ganancias el trabajador queda de lado”.

En lo que respecta a las paritarias propiamente dichas, Martínez expresó que todavía no se produjeron reuniones al respecto, pero que comenzarían a hacerlo a partir del 15 de este mes.

Refiriéndose al piso salarial a recomponer, indicó que las instituciones formularán sus pedidos en base al análisis de la situación en la que se encuentren, por lo que no tendrían un porcentaje preciso hasta la fecha.

“En estos días se estuvo hablando de pedir un 40% de incremento, lo cual les convendrá a muchos sindicatos, pero a los restantes podría convenirles más un 25% de reajuste por brindar salarios más elevados a los empleados”, agregó.

Martínez también se refirió a la ola de turismo interno recibida en Jujuy, señalando que la actividad hotelera estuvo funcionando bastante bien en lo que va del 2011, llegando en varias semanas a tenerse en Jujuy una ocupación de prácticamente 100% en el norte, mientras que en Capital rondaba el 70%.

Además, afirmó que “resultó bastante bueno porque hace mucho tiempo que no se veía un afluente turístico tan grande como el que ocurrió durante el fin de semana de Carnaval”.

El representante, no obstante, comentó que este gran afluente de personas a los destinos de Quebrada y Puna trajo aparejado problemas en la saturación de los servicios hoteleros, de agua y energía.

Igualmente, insistió en la necesidad de mejorar las prestaciones que ofrece San Salvador en materia de turismo, a fin de colocar a la ciudad como lugar clave para recibir a los visitantes que lleguen a nuestra provincia.