Navarro: “El vertido de aguas negras al río Grande continúa y parece que Agua de los Andes no tiene ganas de solucionarlo”

Jujuy al día® – Néstor Navarro, Director de Higiene Urbana del municipio capitalino señaló que el vertido de residuos cloacales al río Grande sigue produciéndose y que parece que Agua de los Andes no tuviese ganas de darle una solución definitiva.

En declaraciones a nuestro medio, el funcionario informó sobre la continuidad en la descarga de aguas servidas sobre el río Grande en la zona de Los Perales, el cual empeoró en lugar de mejorar, porque sigue saliendo y ahora se estaría extendiendo más aún.

Ante esta irregularidad, manifestó que presentaron denuncias e intimaciones a Agua de los Andes para corregirla a la brevedad, pero la empresa no brindó todavía una respuesta a este planteo, lo que lo llevó a considerar que la empresa “parece que no tiene ganas de solucionar el tema”.

En relación a este tema, Navarro indicó que “ahora no se nota tanto el vertido por las intensas lluvias que caen sobre la ciudad, las que lavan un poco el lecho del río y por eso no se nota tanto”, y agregó que “cuando terminen las lluvias la situación volverá a ser evidente y nuevamente estarán los vecinos quejándose al respecto”.

El director de Higiene Urbana aseguró que este problema “preocupa a todos en general, porque no nos olvidemos que mucha gente toma agua del río Grande y a nadie le gustaría tomar agua con restos de materia fecal”.

A su vez, invitó a Recursos Hídricos debería tomar carta en el asunto para colaborar en una pronta solución a este inconveniente.

En relación a la recolección de residuos, Navarro manifestó que “la gente está equivocada con el sistema de recolección de residuos, porque hay vecinos que sacan la basura fuera de horario y no la guardan, otros que la llevan a una esquina o una avenida, sin considerar resguardarla de los animales”.

“Los perros rompen las bolsas y la basura se acumula formando micro basurales, los que resultan en grandes focos de infecciones para los vecinos”, añadió.

También se refirió al hecho que se produjo como consecuencia de las precipitaciones, con la basura arrastrada por el agua que circulaba por las calles, la que terminaba estancada en distintos lugares, generando inconvenientes varios, como ser inundaciones en predios al impedir la circulación del agua, o en la formación de focos infecciosos.

Por esta razón, el funcionario aseguró que insistirán en las campañas de concientización para tratar que la gente cumpla el horario y las condiciones para recolección de la basura.

Otro punto que consideró importante al respecto fue el traslado de escombros, el cual la gente cree que debe ser pagado en todos los casos.

Navarro, al efecto, marcó que por parte de la Municipalidad y LIMSA no se cobra ningún cargo para trasladar hasta 1 m3. de escombros o malezas, pero que igualmente pueden hacerse excepciones ante cargas mayores, a fin de evitar que los lleven a un baldío o que los tiren en algún río.

Por otra parte, también hizo alusión al problema que está ocurriendo en El Pongo, donde el terreno agotó su capacidad de recepción de residuos, por lo que actualmente, se están trabajando en excavaciones de tres celdas en los últimos lugares remanentes.

“El Pongo no va más: estamos dando manotazos de ahogado en el trabajo, porque va a llegar el momento en que no se puedan hacer más celdas y no se nos permite hacer más fuera de los límites asignados por el convenio”, sostuvo Navarro.

Además, recalcó que no solo tiene inconvenientes en cuanto a la basura, sino también respecto al mal estado en el que se encuentran los caminos para acceder al predio, como consecuencia de las lluvias y la condición arcillosa del suelo.

Respecto a esto, señaló que están realizándose trabajos de relleno con aluvión “para subsanar el inconveniente, y así evitar que los camiones recolectores sigan quedándose varados intentando entrar a la finca”.

Por parte de la Dirección están a la espera de la entrega del nuevo centro de disposición final de Chanchillos, de la cual hasta el momento no se poseen definiciones con respecto a la fecha de puesta en funcionamiento. El responsable comunicó que las obras se encuentran en un estado avanzado, pero todavía no se prevé la fecha de entrega del centro.

En virtud de esto, comentó creer que “se dejaron vencer algunas cosas y no tienen en claro lo que está pasando en El Pongo”.

También, Navarro aseguró que se desconoce el estado de las tratativas por el horno autoclave necesario para incinerar la basura.

En lo concerniente a quién será el encargado del centro, anunció que “desde la Municipalidad de San Salvador, no tenemos problemas en hacernos cargo del funcionamiento del mismo, porque somos el municipio que más basura genera y el que mejor trata la basura, realizando inclusive un reciclado informal”.

En contraste a esta afirmación, el responsable mencionó que antes de Chanchillos tenían la idea de realizar una Planta de Reciclaje a partir de cooperativas, pero finalmente se respetó lo que propuso el Gobierno y se desistió del proyecto.