“La responsabilidad de mi salud no es del doctor, es mía”

Jujuy al día® – “Un hospital de tercer nivel tiene otras características, está para las urgencias”, así lo señaló a nuestro medio Pamela Arraya, Psicóloga del Hospital San Roque, en referencia a la demanda de pacientes que concurren a la guardia del Pablo Soria.

Dentro de la investigación realizada en instalaciones del Hospital Pablo Soria, Arraya
destacó que de acuerdo a un sondeo que hizo en la guardia de urgencias “de 15 personas 2 eran para el Pablo Soria, el resto no era para una guardia de un hospital de alta complejidad”.

“En diferentes momentos se les preguntó a las personas por qué habían ido a la guardia, cuál era su malestar y desde cuándo estaba así. Entonces de pronto te encontrabas con que hacía tres semanas que estaba mal y uno no entendía por qué recién iban a consultar al médico”, indicó.

Asimismo, reconoció que muchas veces por cuestiones laborales se posterga la visita al médico, pero también hay que saber “priorizar” la salud antes que el trabajo. “No es lo mismo intervenir cuando estoy mal que cuando estoy muy mal”.

Por tal motivo, consideró que “es necesario que se reactiven las demandas en  los centros sanitarios u hospitales y no esperar a último momento” –y agregó- “si no estoy con salud tampoco voy a poder trabajar y si no puedo cómo me sostengo”. “La responsabilidad de mi salud no es del doctor, es mía. Necesitamos todos un cambio de mentalidad”, finalizó la psicóloga.

2 COMENTARIOS

  1. Destaca Arraya que de acuerdo a un sondeo que hizo en la guardia de urgencias “de 15 personas 2 eran para el Pablo Soria, el resto no era para una guardia de un hospital de alta complejidad…”.
    Sería muy interesante y más representativo el número de personas que la licenciada considera un “sondeo”, ya que -si recuerda- se podrían realizar estadísticas, más serias que un sondeo; ellas pondrían en evidencia las razones del “por qué”, esas 13 personas se dirigieron a la guardia de ese hospital de tercera complejidad.
    Existen varios niveles de salud, como lo menciona, uno de los cuales es el de tercera complejidad; la verdadera pregunta es ¿Qué sucedió en los dos primeros?, ¿por qué no se realizó un relevamiento de zonas o de asistencia social donde se permite conocer el número de sus integrantes, edades y estado de salud y ver cuál la causa que lleva a ese número de personas a consusltar por guardia, si son patologías que “…No son para una guardia…”. Puede ser que a través de su escueto sondeo encontremos la gran realidad oculta, ¿por qué fallan los primeros niveles de atención?.
    Si la idea es contribuir a la mejora del uso de los hospitales de tercera complejidad de la provincia, sería muy bueno, que en lugar de este somero sondeo, apunte a lo básico, a la investigación y al uso de “ESTADÍSTICAS” en los primeros niveles de salud, de lo contrario, nada aporta.

  2. Opino que la visión de la profesional es simplista y acotada. Si bien la responsabilidad por mi salud es mía, no del médico, olvida la que le corresponde al Estado. Su investigación comenzó al revés y por lo obvio… ¿investigó acaso las limitaciones de los puestos de salud para atender las demandas mínimas de la población? (un análisis bioquímico, una RX, etc. deben realizarse en uno de los hospitales cabecera, por ejemplo) ¿se le ocurrió medir las colas que desde las tres de la mañana en el San Roque, Pablo Soria y en Hospital de niños también?. Parece más fácil aconsejar restringir la atención de la guardia del Soria para “urgencias” (traumatismos, ACV, crisis respiratorias), a los demás que Dios los ampare, porque el Estado, atendiendo lo que expresa la Lic. Arraya, evidentemente no.

Comments are closed.