Inspectores reabrieron el transito en calle cortada por obra sin autorización

Jujuy al día® – Ocurrió en Jorge Newbery al 600 y en Avenida Pueyrredón, donde empleados de una firma privada impidieron la circulación sin ninguna autorización, para ampliar una red de gas. Inspectores de Tránsito y Transporte, junto al Director General de Servicios Públicos, intervinieron rápidamente para normalizar la circulación vehicular.

En un rápido operativo, el Director General de Servicios Públicos, Guillermo Marenco, y un grupo de inspectores de tránsito normalizaron la circulación vehicular de la calle Jorge Newbery al 600, cortado arbitrariamente por operarios de una empresa constructora que se encuentra ampliando una red de gas particular, y que provocó un serio caos en el barrio Gorriti, al mediodía de este viernes.

“Desde el jueves se vienen realizando obras en calles Jorge Newbery y Uriondo, sin previo permiso y autorización de parte de Secretaría de Obras Públicas e Infraestructura de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy y, obviamente, tampoco con la autorización de la Dirección de Tránsito respecto al corte o interrupción de arterias, en cuanto a las medidas de seguridad que se debe tomar para realizar este tipo de trabajo”, advirtió Marenco mientras se realizaba el operativo.

Destacó que “en esa intersección y cerca del medio día, se produjo un corte de calle en forma arbitraria, sin los permisos y elementos de seguridad correspondientes, sin que se haya solicitado la adhesión de seguridad de personal de la Dirección de Tránsito”.

Explicó, asimismo, que el trámite normal para que se corte una calle por una obra particular consiste, en primer lugar, en la autorización de la obra por la Secretaría de Obras Públicas e Infraestructura, luego, de la Dirección de Tránsito, “a los efectos de que se determinen los horarios en los que se pueden realizar este tipo de cortes, en qué forma se deben llevar a cabo y el esquema de seguridad que debe proveerse desde el municipio”.

Advirtió que la empresa a cargo de la obra “no cumplió con estos requerimientos, generando el congestionamiento y las dificultades de tránsito que hoy llegaron a ser bastante molestos para los usuarios”.

Para concluir su relato, el funcionario agregó que “de la misma manera, la empresa se tomó la libertad de interrumpir la Avenida Pueyrredón en su totalidad, incumpliendo las normas vigentes, razón por la cual, en el día de la fecha se realizó la notificación, se les dio un plazo de dos horas para que normalicen la situación, pero ante la falta de respuesta, se procedió a normalizar la situación con personal de Tránsito, de Obras Públicas, obviamente se produjeron las infracciones correspondientes que, en este caso, van al máximo de las penas vigentes”.