Advierten que en esta época son frecuentes las picaduras de arañas

Jujuy al día® – Desde la Unidad de Ponzoña y Animales Peligrosos del Hospital San Roque, Marta Alejandra Ojeda, en diálogo con nuestro medio señaló que durante 2010 los casos de internación más frecuentes son debido a la picadura de arañas del género “latrodectus”, mejor conocida como “viuda negra” o “guayruro” en el norte de nuestro país.

La especialista en picaduras, manifestó que en 2010 han seguido un patrón común a  todos los años, y que las picaduras registradas son “principalmente por arácnidos”.

En este sentido, subrayó que “hay que hacer una diferencia porque una araña no es un insecto, porque si bien pueden causar problemas a nivel de la salud (por reacciones adversas a los venenos, por alérgicas) no es lo más frecuente en cuanto a gravedad para motivo de consulta y de internación, sobre todo”.

Además, explicó que en cuanto a los arácnidos están “las arañas y los escorpiones”, los cuales sí pueden motivar  “consultas tanto en la guardia como la internación en el hospital”.

En referencia a las picaduras de arácnidos, indicó que es durante los meses de mayor calor cuando “se producen las internaciones por accidentes por arañas del género latrodectus que son las viudas negras o lo que la gente del norte conoce como guayruro”.

“En los meses de enero y febrero se han dado muchos casos, y algunos aislados que hemos tenido, al final de año, en noviembre y diciembre”, dijo.

Sin embargo, expuso que los casos de internación por picadura de “viuda negra o guayruro” se han mantenido “casi igual porque son casos aislados”. Esto se debe a que se trata de “una araña que nunca está en las casas, es una araña tímida, no busca el contacto con las personas”.

El hecho que se den algunos casos es fundamentalmente en verano porque durante esta época la gente sale a realizar actividades al aire libre, que coincide con el intenso ciclo reproductivo de esta araña que inicia finalizando el año.

Asimismo, argumentó que debido a que la gente conoce los efectos de dicho arácnido, el número de casos ha mantenido la “frecuencia” habitual de otros años. “No hay muchos y la gente las respeta mucho”.

“Sobre todo en el norte conocen los efectos de la araña, entonces es poco frecuente que vayan a buscar el contacto con la araña”, aclaró.

Por este motivo, destacó que la mayoría de los casos registrados se producen “en gente que trabaja en el campo”, ya que entran en contacto con la araña sin darse cuenta al dejar su ropa en “algún lugar de sombra sobre leña o bajo un árbol” y cuando vuelven a ponerse sus prendas es cuando son picados accidentalmente. Esta araña “tiene hábitos particulares y cuado pica es porque no le quedo otra”.

“El tratamiento es un suero antilatrodectus que tiene la guardia del hospital, y sí o sí se tiene que usar el suero porque a pesar de los tratamientos paliativos que se le hace al paciente con analgesias, gluconato de calcio y ansiolíticos el cuadro no sede fácilmente, sólo sede y rápidamente con este suero”, expresó la profesional.

Para que el tratamiento tenga efecto “el paciente siempre se interna, porque a pesar de que es una araña pequeña de color negro y rojo, los efectos del veneno son importantes”. Incluso añadió que “puede inclusive mandar a una persona joven entre 20 y 30 años a terapia intensiva, porque produce hipertensión, dolor como si fuera un infarto de miocardio, dolor de pecho y dolor abdominal”.

Para terminar, Marta Ojeda expuso que es importante identificar si se trata de la picadura de este tipo arácnido, a fin de determinar a qué se deben los síntomas del paciente que ingresa. “Hay casos en los cuales no han reconocido la picadura de esta araña e  ingresan pacientes con dolor abdominal y se creía que era un abdomen agudo”, concluyó la coordinadora de la Unidad de Ponzoña y Animales Peligrosos del Hospital San Roque.