Un problema cardiaco fue el causante de la muerte del arquitecto Mulqui

Jujuy al día® – El Juez de Instrucción en lo Penal Nº 2, de la provincia de Jujuy, Francisco Aróstegui, informó que tras la autopsia realizada al cuerpo del arquitecto Gustavo Mulqui se pudo confirmar que su deceso fue producto de “un problema cardiaco”, descartando así las “distintas suposiciones” de su muerte.

Según los médicos se pudo establecer que “tenía un corazón muy grande” y que el fallecimiento podría haber sucedido en cualquier momento.

Asimismo, destacó que se estima que el cadáver estuvo entre 7 y 10 días, antes de ser hallado, y dado que no presentaba “ninguna cuestión extraña”, el mismo fue entregado a sus familiares, en este caso sus sobrinos, como así también sus pertenencias.

Por otra parte, explicó que el arquitecto vivía solo y  “teóricamente hasta donde estamos investigando”, su  último contacto con alguien allegado a él habría sido el día 23 de diciembre.

En otro tramo de la nota, señaló que implementación de “algunos sistemas especiales de seguridad y prevención” aplicados por la policía de la provincia, han permitido reducir “notablemente” los “innumerables accidentes de tránsito” que se producían en año nuevo y días posteriores.

“Hubo uno o dos accidentes sin mayores consecuencias, luego hubo otro en la zona de Yacoraite que ese sí hubo victimas fatales, pero se está terminando de investigar; la presunción es alcohol de por medio, en los otros no”, dijo.

Además, expuso que ya estuvo reunido con el intendente de Tilcara, en vistas a los festejos del “Enero Tilcareño”. En este sentido, solicitó la colaboración de la “ciudadanía en general”, en especial a quienes vienen de visita a las diferentes localidades del norte jujeño, para que “respeten las costumbres, respeten la idiosincrasia de nuestra gente de quebrada y puna, y respeten esas propiedades”.

“Hubo muchas quejas de que  prácticamente las propiedades y la vía pública parecían baños públicos. Nosotros vamos a actuar con el rigor que sea necesario. Con la policía de la provincia vamos a permitir que todo mudo se divierta, pero que no haya excesos de ninguna naturaleza”, exhortó.

Con respecto a la venta de bebidas alcohólicas, el juez de turno mencionó que ya en otras oportunidades le tocó trabar en ese tema, aunque entonces “no había toda la mentalidad que hay ahora con el tema del alcohol”. Por tal razón, “resultó un enero tilcareño brillante”.

“No hubo patotas, no hubo accidentes, no hubo muertes. Así que si se previene y la gente entiende que la prevención policial y en este caso que también va a actuar policía federal y gendarmería, es para cuidar la salud de todos y que la diversión sea una diversión sana”, subrayó el profesional.

También reveló que como juez de menores, durante la feria judicial, pudo advertir una gran cantidad de denuncias por fugas de menores o establecimiento de paraderos.” Las familias creo que deberían ponerse un poquito más las pilas, para seguir a los hijos, porque son innumerables la cantidad de denuncias”.

“Desde los 13 años que están saliendo y no vuelven, después recuperamos chicos que no quieren volver con los progenitores, es una problemática muy delicada”.

Frente a esta situación, Aróstegui argumentó que “el Estado no está para suplir a la familia, el Estado puede coadyuvar las tareas de vigilancia y custodia y prevención de los menores, pero no pude suplir a los padres. No hay una estructura como para   contener todo eso”.

Para terminar, indicó que se observan a chicos con problemas de alcoholismo y drogadicción, que es algo que “no surge de un día para el otro”. “Si la familia no pone todo lo necesario, según la información que tengo de médicos, los chicos drogadictos y alcohólicos ya a los 10 años tiene una expectativa de vida que con suerte puede ser que llegue a los 17 o 18 años de vida”, concluyó el letrado.