Con inversiones superiores a los 200 mil pesos: inauguraron obras de agua para ganadería en Yavi

0

Jujuy al día® – El Ministerio de Producción a través del Programa Provincial Ovino, la Subsecretaría de Agricultura Familiar, el INTA y municipios inauguraron obras de infraestructura que permitirán la disposición permanente de agua para las comunidades ganaderas de Barro Negro, Escaya y Piedra Negra, a más de 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar.

El acto contó con la presencia del Director Provincial de Desarrollo Ganadero, Mario González Diez, y la coordinadora del Programa Provincial Ovino, Mariana Osuna, quienes trabajaron de manera conjunta con las poblaciones ubicadas a unos 16 kilómetros de la frontera con Bolivia y a más de 300 kilómetros de San Salvador de Jujuy.

Osuna indicó que allí las precipitaciones medias anuales no superan los 300 milímetros y las características agro-ecológicas no permiten el desarrollo de cultivos, por lo que la base de la subsistencia económica es la cría de ovinos y camélidos (adaptados al frío, escasez de agua y de pasturas).

Como  los “puestos” comunitarios carecen de bebederos, acotó que los productores puneños debían caminar junto con sus animales aproximadamente 8 kilómetros para llevarlos a abrevar, provocando en el ganado casos de estrés hídrico y pérdidas considerables de energía.

A partir de la iniciativa de las comunidades y de una articulación interinstitucional, la especialista remarcó que diversas acciones fueron ejecutadas por el Ministerio de Producción (a través de la herramienta financiera de la Ley Ovina), la Subsecretaría de Agricultura Familiar – ex PSA (con acompañamiento técnico de las comunidades); el INTA (en la gestión de pequeños fondos para productores) y la logística municipal.

Además, la referente técnica señaló que desde julio de 2008 las propias comunidades agrupadas bajo la denominación “Misky Yaco Llajtitapaj” (lugar de agua dulce) se organizaron para utilizar los fondos obtenidos, construyendo 2 tomas de aguas, 3 sistemas de almacenamiento con los galpones de resguardo correspondientes y la tirada de 45 kilómetros de mangueras, lo que permitirá un abastecimiento permanente del líquido vital.

Los pasos previos

La Coordinadora precisó que en una primera etapa se evaluaron las características de las vertientes ubicadas en Escaya a más de  3.900 metros de altura sobre el nivel del mar, incluyendo estudios de provisión anual y análisis de laboratorio.

Luego, se hizo lo propio en la zona de Barro Negro (a 3.600 m.s.n.m); se establecieron demanda y factibilidad del agua para cada una de las 35 familias contenidas en el proyecto oficial, y un censo de animales.

Recordó que la iniciativa fue gestionada con fondos de la Ley Ovina por un total de 220 mil pesos, con tramitaciones impulsadas desde el año 2007. Asimismo, se contó con un subsidio de 20 mil pesos a través de la Fundación Coca Cola (con gestión de técnicos de la AER- INTA La Quiaca).

Dejar una respuesta